Tipos de campañas de Email Marketing

Como ya sabemos y hemos tratado en anteriores post, el e-mail marketing automation es una práctica de marketing que consiste en la utilización del email con fines comerciales o de fidelización de nuestros clientes. Un mailing, es un envío de correo electrónico con cierta información comercial (promoción, catálogo, noticia o información relacionada a nuestro negocio) a un determinado grupo de personas o personas específicas, ya sea por que han realizado alguna acción previa en nuestro negocio, o porque deseemos enviarles dicha información con fines puramente comerciales.

Usando la lógica y el sentido común, podemos hacer que nuestra oferta pueda llegar a nuestro público objetivo o a nuestra cartera de clientes para así, potenciar nuestras ventas o contrataciones.
Dicho esto, veamos ahora los distintos tipos de campañas de email marketing que existen en Internet y los pros y las contras de cada una de ellas.

Las campañas de email marketing automation se pueden diferenciar en tres grandes grupos, campañas de envío masivo, campañas de fidelización y campañas de boletines o newsletters. Cada una de ellas con sus distintas peculiaridades que veremos a continuación.

Campañas de email publicitario o de envíos masivos

Este tipo de campañas de marketing por medio de emails se suelen practicar sobre listados de correos electrónicos adquiridos o alquilados a terceros. Por lo general se envían a bases de datos de personas ajenas a nuestra empresa o negocio, y lo que se trata de lograr con ellas es precísamente que nos conozcan o conozcan nuestro producto u oferta.

Son envíos denominados “sensibles” dado que los receptores de nuestro mensaje no han solicitado previamente el envío, por ello, se tienen que hacer bajo medidas especiales y controles más fuertes. Por ejemplo, no es recomendable hacer más de un envío anual a la misma base de datos, se enviará un solo correo y será ese correo el que logre la conversión o no, además, y si se quieren extremar las medidas de precaución, se puede enviar un correo previo al comercial, en el que informe de la adquisición de la dirección de email del receptor y se le pregunte si desea recibir el correo comercial o no, mediante el clásico “si deseas seguir recibiendo nuestras ofertas por favor haz click aquí…”.

El objetivo de este tipo de campañas es 100% comercial y a corto plazo. La dinámica que se suele seguir es la de que el posible receptor lea el mensaje que le queramos transmitir y después realice una determinada acción concreta, ya sea la compra de un producto, en envío de un formulario de contacto o la realización de una llamada telefónica o similares. El formato de este tipo de emails suele ser muy gráfico y con el texto justo para que despierte el interés en la persona que lo reciba.

Este tipo de campañas si se realizan a bases de datos bien segmentadas (que puedan ser posibles interesados) pueden ser muy sustanciales y lucrativas, ya que se suele esperar por lo menos un 2% de efectividad, este porcentaje puede parecer muy bajo, pero si tenemos en cuenta que el número de envíos puede y debe superar los 10.000, basta con hacer un cálculo sencillo para ver la efectividad que pueden generar, si hacemos 200 clientes nuevos en un periodo de tiempo de menos de dos meses, podemos asegurar que es un canal de marketing más que interesante.

Dicho todo esto, veamos los pros y los contras que pueden tener estas campañas publicitarias.

Los pros

  • Son campañas que implican envíos de grandes cantidades de correos en poco tiempo de forma fácil
  • Bien segmentadas pueden generar un aumento de la facturación muy sustancial
  • Además de las posibles conversiones que puedan generar, hacen que nuestra marca se expanda y la conozca mucha más gente
  • Pueden tener un impacto indirecto en otros canales como webs o redes sociales
  • Suelen ser asequibles y de coste bajo

Los contras

  • No podemos o no debemos enviar más de un correo al receptor
  • Son campañas sensibles y están ligadas a medidas legales específicas
  • Nos obligan a ser rigurosos con la información que se envíe
  • Nos obligan a tener una previsión de medios para atender a los interesados
  • Pueden hacer que se desborden determinados departamentos de la empresa

Campañas de fidelización de clientes

Las campañas de fidelización de clientes se practican como su propio nombre indica, sobre clientes que ya hayan contratado o comprado alguno de nuestros productos. En ellas, podemos enviar un correo electrónico al receptor, siempre que éste haya realizado una acción previa en nuestro sitio web o canal desde Internet, cuando haya comprado un producto, cuando se haya dado de alta en nuestro sitio web o haya rellenado un determinado formulario web, etc…
No podemos enviar correos sin que se haya generado esta acción previa por parte del cliente sin su consentimiento, de lo contrario no tendrían sentido y serían boletines o newsletters que trataremos a continuación, y que tienen que estar previamente autorizados por ellos mismos.

Con este tipo de campañas lo que se busca es dar una mejor imagen de la marca por un lado, hacer que el cliente nos vuelva a visitar por otro o que éste adquiera un determinado producto o servicio extra al ya adquirido. Pongamos algunos ejemplos prácticos, supongamos que tenemos una tienda online y los clientes se pueden registrar en ella, además de cuando se realice una venta, por medio de un formulario web sin que haya necesidad de que esa primera venta de produzca, en ese caso, es una práctica habitual, la de enviarle un email presentación para informarle del registro exitoso en nuestro sitio web, y ya de paso, para ofrecerle por ejemplo un cupón de descuento en su primera compra, de esa forma, estamos incentivando esa primera venta y puede que consiguíendola en situaciones en las que de no ser así, no se habría producido. O por ejemplo, supongamos que en nuestra web, existe un determinado formulario para la contratación de servicios, si nosotros programamos una acción por la que cuando un potencial cliente al rellenarlo, reciba además en su correo electrónico un borrador del contrato, seguramente estaremos agilizando el trámite y consiguiendo que la contratación sea mucho más efectiva.
Todo esto es lo que se conoce como fidelización de clientes, y bien utilizado, igual que pasaba en el canal anterior, puede hacer que aumente la facturación anual de nuestro negocio desde Internet.

Al contrario que sucedía en los emails masivos, en este tipo de envíos no prima tanto el diseño (aunque también es importante) como la información, será más importante ésta ya que de ella va a depender que el resultado sea favorable o no. Será en la información que proporcionemos donde tendremos que emplear todos nuestros recursos y vigilar que realmente sea satisfactoria o interesante para el receptor del envío.

Veamos ahora los pros y contras de este tipo de campañas.

Los pros

  • Usando la lógica y el sentido común, podemos hacer que las ventas aumenten en nuestro negocio
  • Damos una mejor imagen y mejor experiencia al usuario o cliente final
  • Podemos conseguir agilizar el funcionamiento de nuestros departamentos
  • Se puede aliviar la carga de trabajo de la empresa
  • Podemos aumentar la afluencia a nuestro sitio web o canales digitales

Los contras

¡Ninguno!

Campañas de boletines electrónicos o newsletters

Este tipo de campañas están destinadas al aumento de valor de nuestro sitio web en el medio / largo plazo. Son campañas de envío continuado en el tiempo (cada X días, una vez al mes, etc…) y pueden contener información comercial aunque no suele ser lo habitual, es más habitual que el tipo de información que contengan sea divulgativa o informativa. Igual que sucedía con los emails masivos, este tipo de campañas pueden enviarse a un gran número de receptores y además, podemos enviarles tantos correos como queramos, al haber obtenido previamente consentimiento por su parte, o el deseo de formar parte de nuestra base de datos de receptores, siempre teniendo en cuenta una vez más, aplicar la lógica a los envíos y tratar siempre de dar valor a la marca. Por otro lado, el número de receptores debería aumentar progresivamente en el tiempo, ya sea porque tenemos un formulario en nuestra web invitándoles a darse de alta en el boletín, o porque empleemos alguna técnica o campaña alternativa para aumentar ese número de receptores, para este fin uno de los formatos que mejores resultados dan son los de sorteos a cambio de inscribirse en nuestro listado, también, las redes sociales pueden jugar un importante papel a la hora de conseguir que nuestra base de datos crezca. También, ese podría ser un buen termómetro de cómo estamos llevando a cabo la estrategia, si el número de receptores desciende de forma considerable, o no somos capaces de conseguir que crezca, posiblemente tengamos que revisar bien todo el plan, ya que éste está fallando en algún apartado.

Como peculiaridades que hemos de tener en cuenta estarían, las de vigilar bien que el receptor tenga siempre la oportunidad de ejercer su derecho a la baja del boletín en todo momento, o la de enviar siempre contenidos originales, únicos y de valor para los mismos, o la de incluir toda la información pertinente que este tipo de envíos ha de llevar, avisos legales, enlaces a nuestra web, a leer la noticia online, a redes sociales, etc…

En estas campañas el diseño gráfico no va a ser lo más importante, sin dejarlo de lado, será el propio valor de la información lo más relevante. Tampoco son campañas que vayan a reportar un beneficio tangible, ya que no están enfocadas para tal fin, pero, si pueden hacer que nuestra marca tenga más peso que las de la competencia y que seamos líderes de opinión en nuestro sector, y eso sí puede ser determinante a la hora de que un cliente se decida por un negocio u otro, o que nos pueda recomendar si se presenta la ocasión.

Podemos por tanto, sacar las siguientes listas de pros y contras.

Los pros

  • Gracias a los boletines automáticos podemos igualmente fidelizar a nuestra cartera de clientes
  • Siempre que ofrezcamos buena información, conseguiremos ganar autoridad en nuestro sector
  • Se puede conseguir una asiduidad del cliente a nuestro sitio web
  • Podemos aumentar la interactuación del cliente en nuestro sitio web por medio de comentarios y posibles backlinks
  • Podemos conseguir una buena base de datos de clientes potenciales

Los contras

  • Exige un mayor gasto en recursos y esfuerzo del personal
  • Exige una regularidad en el tiempo
  • Nos obliga a estar bien informados de las tendencias del sector
  • Si se usa mal puede causar una mala impresión de nuestro negocio en nuestros lectores

Conclusiones finales

Hemos visto los tipos de campañas más habituales relacionadas al email marketing. Desde aquí vamos a seguir recomendando su uso y apostando por este canal de marketing como una gran herramienta comercial, siempre bien utilizada y dejando a un profesional que nos asesore y guié para no cometer errores.
Por último, podemos recomendaros una herramienta de email marketing que está recibiendo muy buenas críticas en Internet. Con ella, vamos a poder realizar nuestras campañas de envíos masivos además de poder después ver informes detallados de resultados, también nos van a poder asesorar sobre su uso o sobre qué es lo más recomendado en cada caso.

Como siempre agradecemos vuestra lectura y os esperamos en siguientes publicaciones.
Saludos.

 

Miguel Ángel Pulido

CEO ComercialSEO. Freelance profesional desarrollo de aplicaciones multiplataforma para la web. Marketing online, SEO, SEM, Social Media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: