Una vez hemos logrado lanzar una página web, y tras marcar unos objetivos ‘base’ que ésta ha de cumplir. Es el momento de decidir la estrategia más adecuada, para lograr alcanzar esos objetivos marcados.