Reputación Online Corporativa | ¿Qué es..? y ¿Cómo se gestiona..?

Hola a todo el mundo, os habla (o escribe) Miguel Ángel CEO ComercialSEO / CEO DirectorioAltaEmpresas .
Estamos aquí de nuevo esta vez para hablar de la correcta gestión y administración de la reputación online de una marca, empresa, profesional o website. Por lo general un servicio que puede prestar una agencia de posicionamiento seo.
En parte porque estamos tratando y gestionando un problema en uno de nuestros más importantes clientes y colaboradores de este tipo que le está afectado directamente a las ventas de su departamento comercial, todo porque un usuario ‘anónimo’ tubo la gran idea de lanzar una entrada supernegativa calumniando a la empresa y dando a entender que básicamente son unos estafadores, cuando la realidad es otra totalmente distinta, ofrecen un servicio de gran calidad y eficacia a un precio razonable, legal y totalmente normalizado, no vamos a dar datos de la empresa o cliente ni del comentario por motivos de confidencialidad, pero es algo que nos afecta de forma directa y tenemos que atajar como sea, empezaremos por repasar bien todo lo que vamos a narrar a continuación, o terminaremos recurriendo a avefor como último remedio, dicho de forma irónica.

En esta entrada vamos a aprender a:

  1. Entender el concepto de reputación online corporativa
  2. Estudiar las distintas estrategias para gestionar la reputación online de forma correcta, y realizar una completa consultoria estratégica en este apartado
  3. Aprender a monitorizar y analizar la reputación online de una marca, empresa, profesional o website

COMENCEMOS

Reputación Online Corporativa

Algunos apuntes y datos previos sobre la reputación online corporativa

  • Según estudios estadísticos, más del 70% de los usuarios de Internet, reconocen haber investigado antes de realizar una compra o contratación online, a la empresa o sitio web que lo ofrece, viendo si en realizar es un negocio físico, y leyendo comentarios o informaciones sobre ella.
  • Aproximadamente un 50% de usuarios reconocen creer un comentario escrito por otro usuario sobre la tienda online o página web que ofrece servicios y guiarse por lo que diga ese comentario, algo desde nuestro punto de vista totalmente errado.
  • Crecen de forma exponencial las peticiones de eliminación de contenidos o noticias publicadas en medios digitales, que puedan dañar o perjudiquen la reputación de una empresa
  • Elpais.es recibe aproximadamente unas tres peticiones de eliminación o modificación de noticias por perjudicar de forma directa o indirecta a la empresa que mencionan en alguna de sus noticias
  • Casi el 90% de usuarios de Internet, se informan a fondo antes de comprar un producto online, comparan precios, buscan otros usuarios que hayan realizado la misma compra  para ver sus opiniones etc…
  • Un comentario negativo si no se trata a tiempo, puede dañar de forma grave la reputación de una empresa y el flujo de sus ventas o contrataciones, si no se rebate de forma oficial con un perfil de la propia empresa, o se intenta acallar con otros comentarios positivos, el daño puede ser importante.

¿Qué es la reputación online corporativa?

El funcionamiento de Internet y sobre todo, el rápido crecimiento de foros, redes sociales, y páginas de debates e hilos informativos, ha hecho que hoy en día sea muy sencillo lanzar un comentario u opinión a la red y que ésta sea leída por un gran número de personas que a su vez, también pueden seguir la conversación dando sus propias opiniones en respuesta.

Por otro lado, las propias redes sociales son un caldo de cultivo para que un cliente tanto satisfecho como insatisfecho, pueda opinar o contar su experiencia a la propia marca o empresa y al resto de amigos, familiares, conocidos, followers o suscriptores de su perfil.

Toda esta espiral de nuevas tecnologías y portales disponibles, han hecho que las marcas creen departamentos específicos para rastrear cualquier posible comentario sobre ellos en la red y rebatirlo o comentarlo a tiempo antes que se haga una montaña de un granito de arena, los denominados community managers o influencers.

Por lo tanto podríamos decir que la reputación online, comprende todos los comentarios, opiniones, notas de prensa o simplemente menciones, donde se hable de una marca sin que esta tenga potestad o poder sobre ellos, dependiendo de los volúmenes de críticas o halagos, podrá ser una reputación online corporativa negativa o positiva.

La creación o gestión de la reputación online corporativa va a centrarse en todas aquellas estrategias, campañas o acciones, que logren que el volumen de veces que aparece nuestra marca o empresa mencionada en la red sea de una forma positiva, o si es negativa, podamos hacer frente al comentario para resolverlo, disculparnos, o poner a disposición del posible cliente insatisfecho todos los mecanismos que tengamos para reparar el posible daño o mal servicio ofrecido y que el resto de la comunidad vea que lo hemos hecho y hemos podido zanjar la disputa.

Por último, y para ver un poco la fuerza que puede llegar a tener este tipo de críticas o comentarios sirva como ejemplo la campaña tan espectacular que están creando desde http://www.sinazucar.org/ obligando a las multinacionales a revisar la cantidad de azúcar que ponen en sus productos y muchas de ellas rebajando en porcentajes considerables los mismos, sólo por la imagen negativa que dan al ser revelados los verdaderos índices de azúcar que aportan sus productos.

También os dejamos esta completa guía por parte de nuestro (y digo nuestro porque es del estado) gran equipo de profesionales en seguridad informática INCIBE donde tratan en profundidad la ciberseguridad relacionada a la identidad digital y la reputación online:
https://www.incibe.es/extfrontinteco/img/File/empresas/guias/guia_ciberseguridad_identidad_online.pdf

Google como principal embudo al rastreo por parte del cliente de nuestra reputación online

Google acapara más del 90% del total de búsquedas que se realizan por Internet a nivel nacional en España. De esa forma, qué pasaría sin al escribir el nombre de nuestra empresa, apareciera entre los 10 primeros puestos de resultados una entrada o publicación que hablara de lo mal que hemos hecho nuestro trabajo o el mal servicio que hemos ofrecido a un cliente. Tendríamos un grave problema, ya que con seguridad, un buen número de personas que buscaran lo mismo, terminarían por leer dicho blog o entrada y en consecuencia dudarían a la hora de contratarnos o comprar nuestros productos.

Hoy por hoy es muy sencillo que alguien tenga su propio blog o conozca a alguien que lo tenga, y lo que es peor, las entradas de los blogs fácilmente se posicionan entre los 10 primeros puestos de resultados, de esa forma, es muy fácil que desde uno de esos blogs, que hablen de alimentación, de moda, de hogar, de productos, etc… se cree una entrada negativa hablando de nosotros y que ésta se posicione de forma correcta entre los 10 primeros puestos de resultados.

Incluso y tengo que seros del todo sincero, es posible que tras escribir esta entrada creemos otro para hablar y advertir sobre alguna que otra empresa con la que nos hemos topado y que de verdad se merecen un buen rapapolvo digital, ganas no me faltan.

Para resolver ésta y otras situaciones similares debemos elaborar un plan estratégico de reputación online corporativa, que ayude a paliar los efectos negativos que pueden traer este tipo de desprestigios o calumnias sobre nuestro negocio.
Un plan estratégico que tendría que pasar por las siguientes fases de control: Escucha, Valoración, Participación y Objetivos.

1º Fase ‘La Escucha’

Internet nos ofrece la oportunidad de poder rastrear y descubrir prácticamente la totalidad de comentarios o veces que se mencione a nuestra marca o empresa en la red. Más adelante diremos algunas formas y herramientas que podemos utilizar para verlas.

El ciclo normal de un comentario (negativo o positivo) suele ser el siguiente:

  • El usuario compra nuestro producto o servicio online y tiene su propia experiencia personal sobre él.
  • Este mismo usuario por la razón que sea, se ve obligado o tentado a contar desde alguna plataforma, blog, foro o red social, la experiencia que ha tenido con nuestro producto o servicio, ya sea para bien o para mal, y es algo que cada vez es más tendencia.
  • Lanza su opinión, en algunos casos  exagerada e intencionada para hacer el mayor daño posible a nuestra imagen, y esta a su vez es leída, compartida o comentada por otro gran número de usuarios.
  • Estos otros usuarios a su vez, escriben más comentarios en sus redes para hacerse eco del mal o buen servicio que ofrecemos.
  • Al final se convierte en una gran bola de nieve que no para de crecer hasta afianzarse en las primeras posiciones del buscador (algo que no debemos dejar que pase de ninguna forma, si llegamos a este punto, en el que más de un canal habla más o menos de lo mismo y se van anclando en primeras posiciones, va a ser el doble de complicado poder corregirlo o subsanarlo, pero nunca imposible)
  • El resultado es que en unos pocos meses, podemos pasar de ser un negocio ejemplar, a tener que aguantar incluso en nuestra tienda física, uno tras otro a la mayoría de los clientes hablando de lo que han leído en Internet y preguntando o intentando que les demos una explicación antes de que salgan por la puerta como entraron y no den el más mínimo beneficio a nuestra caja o facturación.

Para tratar de evitar esto, o por lo menos poder actuar a tiempo antes de que se cree una tendencia negativa hacia nosotros, lo primero de todo será saber o investigar estas tres cosas:

  1. ¿Dónde se habla de nuestro negocio..? si el comentario viene a través de un foro, de un blog, de una red social o desde cualquier otro tipo de web o canal de Internet
  2. ¿Quién habla de nuestro negocio..? si es un cliente que ha comprado o contratado nuestros servicios, si es un empleado insatisfecho o molesto con un despido o cambio de puesto, si es una persona anónima que no quiere identificarse ni decir quién es en realidad o si es un denominado ‘Troller’ que a lo único que se dedica es a eso, a incitar o provocar a la marca o responsables de la misma, etc…
  3. ¿De qué se habla de nuestra marca..? si se habla de forma positiva por lo bien que ofrecemos nuestros servicios, si es de forma negativa por lo contrario o si es de forma neutral y… ¿Por qué se habla de nuestra marca..? cual ha sido el motivo para que ese usuario hablara de nosotros.

Sigamos viendo qué hacer a continuación…

Pasos y herramientas para rastrear y monitorizar nuestra reputación online corporativa

Tenemos diferentes formas y herramientas para poder estar informados prácticamente en tiempo real cada vez que alguien hable de nosotros en la red, y de esa forma poder controlar lo que se dice y actuar de forma rápida tanto para agradecer, como para rebatir, aclarar o pedir algún tipo de disculpa a tiempo.
Herramientas como las siguientes:

Alertas de Google
Google da la oportunidad desde hace unos años, de poder programar una serie de alertas que consisten en el envío de correos electrónicos a nuestra cuenta Gmail, cada vez que se indexe (que google la lea) una web en la que aparezca alguna de las palabras o frases marcadas por nosotros como relevantes.
Por ejemplo, podemos programar una alerta que contenga el nombre de nuestra marca o palabras que creamos pueden estar haciendo referencia a nuestro servicio o a nosotros mismos. En concreto se trata de https://www.google.es/alerts#, su uso es muy sencillo y como decimos, nos puede ser de gran ayuda para descubrir páginas web que escriban la frase o palabras alertadas, de esa forma poder rebatir o incluso exigir la retirada de la misma bajo amenaza de denuncia por injurias y calumnias, tipificado en nuestro código penal también desde hace años.

Lectores de contenidos feed RSS
Los lectores de contenidos o sindicalizadores de noticias feed RSS son micro-programas que traen muchas herramientas de pc y online, tales como Mozilla Thunderbird, Outlook, Google Chrome, Firefox, etc… que nos van a permitir incluir los distintos canales a los que deseamos suscribirnos para después poder ver los contenidos que creen en la web propietaria del feed de una forma rápida, cómoda y sobre todo, informándonos casi al instante cada vez que se publique algún nuevo contenido en ellas, por ejemplo este blog tiene varios feeds programados, tiene el clásico feed de las últimas publicaciones
http://infoseo.comercialseo.es/feed/
También el feedburner de la casa Google
http://feeds.feedburner.com/infoseo
Y podríamos especificar y decir por ejemplo que deseamos suscribirnos sólo a las publicaciones de una o unas determinadas categorías. En relación a la reputación online qué quiere decir, o qué se puede hacer con este tipo de herramientas, supongamos que un determinado blog, periódico o foro ha publicado algo hablando de nosotros, lo más seguro es que tenga la tentación de volver a hacerlo, o que en otra noticia vuelva a hacernos mención por el motivo que fuere, si hemos detectado esa primera publicación, no estaría de más añadir su feed a nuestros lectores RSS para estar pendientes de cuando y qué publican y poder así revisar si es algo relacionado con nosotros o nuestro negocio.

Buscadores internos en las redes sociales
Como ya hemos mencionado, las redes sociales son el caldo de cultivo ideal para generar este tipo de comentarios o críticas del cliente usuario a la empresa directamente o simplemente en su perfil, éstas tienen por lo general cada una su propio buscador interno desde el que vamos a poder realizar búsquedas sobre la empresa y ver qué tipo de resultados nos da, también así podemos descubrir nuevos comentarios buenos o malos que anteriormente no conocíamos. Aún que por otro lado es verdad que la mayoría de redes sociales no poseen buscadores internos muy potentes, también nos podremos aprovechar de la búsqueda con parámetros de Google para rastrear las redes  sociales como veremos a continuación.

Resultados en los motores de búsqueda
Se podría afirmar que una de las herramientas más potentes que tenemos de forma gratuita para hacer rastreos en profundidad en determinadas páginas web o redes sociales son los propios motores de búsqueda y sus búsquedas avanzadas por parámetros. Google y Bing sin ir más lejos, tienen una gran cantidad de parámetros disponibles que además se pueden usar en combinación, parámetros para buscar una palabra o frase en una determinada URL, para buscar sólo en el meta title, en la meta description, en los links, creo recordar que hace años publicamos una entrada hablando de estos parámetros, si escribimos en Google por ejemplo:
intext:seo site:http://infoseo.comercialseo.es
Le estaremos indicando que queremos ver todos los resultados de búsqueda que contengan en el contenido de la página la palabra ‘SEO’ pero sólo de la url o web http://infoseo.comercialseo.es, de esa forma, podemos indicar que nos rastree cualquier url o siteweb y que busque en su interior una o varias palabras clave o frases objetivo, el resto es sencillo, bastará con cambiar dichos parámetros por por ejemplo, el nombre de nuestra empresa y el dominio donde creamos que hablan de nosotros para esperar cómodamente a que Google nos diga lo que haya.

Buscadores específicos de noticias y blogs
Siguiendo con las herramientas específicas de los motores de búsqueda, una empresa de diseño gráfico lo puede saber bien, éstos traen apartados específicos para determinados tipos de web’s, por ejemplo blogs, vídeos, shoppings, imágenes, etc… de esa forma podremos hacer rastreos más a fondo, no solo en resultados clásicos de búsquedas por palabras, sino también en determinados apartados específicos que concentran más información en el formato que corresponda, imaginemos que no es una noticia, ni una página web, ni un foro el que habla de nosotros, imaginemos que es todo un vídeo editado y subido a los canales de vídeo Youtube y Vimeo, si usamos este tipo de herramientas es muy probable que terminemos por encontrarlo y visionarlo, cosa que de no ser así puede que no nos enterásemos.

Herramientas de monitorización en Twitter
Aunque es cierto que el auge de Twitter va decreciendo, cada vez son más los usuarios que terminan literalmente ‘hartos’ de la red social, todavía es una de las más usadas a nivel mundial y nacional, algo normal, pero con un arma de doble filo, y decimos esto porque Twitter es la red social por excelencia para insultar, extorsionar, trollear, y crear revueltas y agitaciones sociales, ya que permite que cualquier persona cree una cuenta sin ningún tipo de control o identificación, basta con asociarla a un email que previamente hemos creado auto-desechable,  solo dura los 15 o 20 minutos que tardas en crear el registro, después esa cuenta de email desaparece y es totalmente irrastreable dejándonos con un perfil en Tw que del mismo modo es muy difícil de rastrear, ponemos una foto de alguien  y ala, a escribir lo que nos plazca a quién nos plazca sea lo soez que sea. Como decían creo que los samurais japoneses, al enemigo hay que conocerlo bien y tenerlo siempre bien cerca, pues en este caso es así, mejor poder ver perfiles Tollers o no están comentando sobre nosotros e intentar tenerlo lo más controlado posible que no cerrar los ojos y pensar que no está pasando.
Bajo mi punto de vista la herramienta por excelencia para hacer este tipo de control y más avanzado es sin duda el afamado https://tweetdeck.twitter.com/ aunque aviso que puede llegar a ser un poco adictivo. De todas formas existen cientos y no exagero, cientos de aplicaciones, APP’s y plataformas online que nos van a permitir hacer búsquedas detalladas, configurar alertas, cribar perfiles, etc… para tener a la bestia controlada.

Herramientas de monitorización especializadas gratuitas y de pago
Por último, dada la importancia que está adquiriendo este tipo de servicio o vertiente del marketing online, varias empresas se han lanzado a ofrecer soluciones completas dedicadas solo a la gestión de la reputación online, algunas bajo plataformas online, otras bajo instalación de software en ordenadores, con posibilidad de creación de informes detallados, de análisis de la competencia, con captura de datos para hacer analíticas y comparar periodos y tendencias, etc… tanto para el trabajo a terceros como para el nuestro propio, si queremos ofrecer este servicio y que este sea de calidad y esté a la altura, es casi  seguro que alguna vamos a necesitar, por  descontado que su principal objetivo será ese, el de analizar la reputación online de una determinada marca o empresa, puntuarla y ofrecer un gran listado de cosas que se podrían hacer, de  cosas que se  deberían corregir o eliminar, etc…
Os dejamos algunas para que podáis echar un vistazo:

  • www.socialmention.com
  • www.trackur.com
  • www.swotti.com/?lang=es
  • www.meltwater.com
  • visual-seo.com
  • klout.com/home
  • www.marketingcloud.com/products/social-media-marketing/radian6/

Entre otras…

Qué tipo de palabras o búsquedas debería realizar una multinacional, pyme o reconocido profesional de lo que fuese

Toda empresa tiene una serie de determinados tipos de frases en los que debería comenzar a centrar los esfuerzos si lo que desea es analizar o controlar su reputación corporativa. Estas frases por lo general están relacionadas al servicio que ofrece o la razón social de la propia empresa, se podrían listar de la siguiente forma:

  • Nombre de la empresa, razón social o forma en la que los usuarios o clientes la conocen, sería el primer punto a revisar
  • Nombre de la marca principal o filiares de la misma
  • Nombre de los principales servicios o productos que ofrezca
  • Nombre personal o apellidos de los directivos, gerentes, encargados o cualquier otro cargo sensible de la empresa
  • Sloganes usados por la empresa
  • Nombre del sector o cómo lo llama comúnmente el público objetivo
  • Etc, etc…

Serían las principales frases objetivo a analizar para tratar de descubrir cualquier comentario relacionado al negocio. Siguiendo la lista seguro aparece un  comentario hablando de una persona en concreto, o la empresa que utiliza este slogan ‘El slogan…’ es tal y pascual, hay muchas formas de hablar de un negocio sin mencionar su nombre, pero si somos pacientes seguro que acabaremos por descubrirlos.

2º Fase ‘Valoración / Estudio y Conclusiones Previas’

Tras analizar y rastrear la red en busca de comentarios sobre nuestro negocio o empresa, llega la hora de sacar conclusiones, y ojo que nos puede servir de termómetro para saber cómo estamos prestando nuestro servicio, si con la suficiente calidad o no, de una forma sencilla, veremos lo primero si se habla de nosotros o nuestra empresa, segundo, en caso de que sí se hable, qué se está diciendo si es positivo o negativo, y sobre todo en caso de ser negativo, quién lo dice, qué dice y en qué canal lo dice, no es igual que escriba un comentario negativo un perfil anónimo en un determinado foro perdido, a que lo haga por ejemplo un usuario de Google Plus, identificándose con nombre y apellidos e indicando claramente lo que fue mal, incluso en ocasiones ayudándose se capturas de pantalla, archivos .pdf, vídeos o cualquier otra prueba que pueda usar para defender su palabra.
Los simples resultados ya nos van a ir indicando por dónde nos movemos, si la tendencia es que hablen bien de nosotros, si es que hablen mal, si es con algún motivo o razón específica de la que no nos habíamos dado cuenta, si la previsión es que siga mejorando nuestra imagen o al revés, que la siga empeorando, etc… Un estudio detallado podrá ser muy esclarecedor por sí solo.

El Qué…

Qué se está diciendo, en caso de ser positivo, es real o  los clientes se están autoengañando a si mismos o  pensando maravillas de algo que en realidad no lo es, o al contrario, es positivo y te sientes muy orgulloso porque sabes que tu trabajo es impecable.
En caso de ser negativo (lo que nos interesa) del mismo modo es real, o los clientes se están equivocando por la razón que sea y se llevan una pequeña decepción al final, o al revés, es real y cierto que estamos prestando un mal servicio y debemos tratar de corregirlo cuanto antes para frenar la oleada de críticas…
Aplicaremos la lógica pura y dura para sacar nuestras propias conclusiones…

El Quién…

Seguimos por ver quién lo está diciendo, es un cliente identificado y del que podemos recuperar datos para reconstruir el error, es un usuario anónimo que sólo quiere desahogarse y lanzar patrañas (con perdón) sobre la empresa sin tener el valor de decir quién es, es un posible empleado despechado… También viendo  quién hace el comentario, crítica o mención podemos sacar conclusiones para ver ahora mismo qué hacer con ellas.

El Dónde…

Dónde están hablando de nosotros, en un periódico digital de tirada nacional, en un foro especializado en nuestro sector o servicio, en una web fake que solo se ha creado para calumniarnos, en una red social, etc… Va a variar mucho el peso del canal o web dónde aparece el comentario, a mayor autoridad y popularidad del site donde aparezca, más difícil y peor lo tendremos a la hora de intentar defendernos.

El Porqué…

Ya se que me vais a decir que el porqué ya aparece directamente en el propio comentario, pero vamos un poco más lejos, si al final del estudio nos encontramos con unas determinadas cifras marcadas, x positivos, x negativos, x neutros, cómo podemos saber si es algo normal o habitual en el sector o sólo nos pasa a nosotros, bien, la respuesta está clara, analizando también a nuestra competencia directa tanto a nivel físico como en los resultados de búsqueda de Internet, las 5 empresas que aparezcan junto a nosotros en los resultados de búsquedas naturales, y que ofrezcan el mismo producto o servicio también deberían registrar datos similares en este apartado, unos un poco más otros un poco menos, pero por lo general lo favorable sería que más o menos a todas les pasase lo mismo, si al resto de competencia no le pasa tendremos que parar a pensar el porqué, por que a ellos nos les hacen críticas y a nosotros sí, y valga la redundancia, hacer un poco de auto-crítica para  sacar una respuesta.

3º Fase ‘Pasamos a la acción / Réplica, Contra-réplica y Debate’

Sin perder mucho el tiempo, una buena réplica o contra-réplica cuanto antes se realice mucho mejor y mejor imagen dará, es el momento de poner a funcionar los perfiles oficiales de la empresa, las redes sociales, o el propio blog que manejemos en el site corporativo para lanzar réplicas y hablando en lenguaje llano y cotidiano ‘callar bocas’ .

Se recomienda básicamente seguir dos formas de actuación sobre todo ante los comentarios o críticas negativas:
La actitud reactiva, personalmente la que más me gusta usar y la que indico a mis empleados, es la que reacciona a las críticas o comentarios negativos de forma instantánea y tajante, es cierto que no es recomendable o prudente responder absolutamente a todo y más si es negativo lo que publiquen, puede dar lugar a que otros usuarios también entren en el debate y hagan más fuerza negativa, puede darse la situación contraria que entren para defendernos, o podemos errar y no reconocer que hemos hecho algo mal, cada caso es particular y se ha de tratar de una forma especifica, pero aún así, recomiendo contestar siempre desde canales oficiales de la empresa, identificándonos con nombre, apellido y cargo en la empresa, y siempre tratando de apaciguar, arreglar o explicar de forma positiva, amable y tranquila la situación, algo del tipo:

“Hola mi nombre es Miguel Ángel Pulido del departamento de atención al cliente, hemos visto su comentario y nos gustaría que por favor nos pudiéramos poner en contacto  con usted para aclarar el mal  entendido, o para subsanar el error en caso de haberse producido, pude por favor llamar al teléfono XXXX, o  contactar directamente con nuestro email de atención al cliente… Gracias y disculpe las posibles molestias que le hayamos podido ocasionar…”

Siempre da buen resultado, deja claro que la empresa se  ocupa de esos asuntos y no se esconde en ninguna parte y da muy buena imagen de cara a los posibles visitantes que lean la crítica o sigan el hilo de debate.
Jamás deberemos ponernos al mismo nivel que la crítica ni mucho menos contestar a esta con lenguajes violentos o palabras mal sonantes.

La actitud proactiva, que tiene que ver no sólo con contestar a las posibles críticas negativas o positivas, sino que trata más de prevenir u ocultar esas posibles críticas, esta técnica se aplicaría creando constantemente comentarios y publicaciones que hablen de lo maravilloso que es nuestro servicio, de lo contento que quedó fulanito o menganito después de comprarlo, y se puede aplicar en un sin fin de plataformas, no solo en redes sociales:

  • En un blog interno de la empresa
  • En un foro de debate interno de la empresa
  • En landings page
  • En campañas de mailing
  • En publicidad tradicional, prensa, radio y televisión
  • En la compra de post patrocinados
  • En redes sociales
  • Etc, etc…

De esa forma estaremos posiblemente previniendo una posible crítica negativa, si ven todo el despliegue de medios positivos que tenemos puede que hasta desistan en intentar perjudicarnos dado lo complicado que va a ser que alguien nos crea, y por otro lado, estaremos realzando, reforzando y positivizando nuestra propia reputación online, de cara a futuros y a rastreos de nuestro nombre en la red. Eso sí, siempre con sentido común, sin bombardear ni abusar de este tipo de auto críticas o auto comentarios, defendiendo verdades absolutas y tratando de mostrar nuestro lado más positivo y porqué deben confiar en nuestro servicio o comprar nuestro producto.

Bueno, y hasta aquí nuestra entrada sobre la Reputación Online Corporativa, esperamos os pueda servir de ayuda y sobre todo, os ayude a afrontar posibles malas cr’iticas o comentarios que se generen en Internet, que haberlos siempre los hay.

Como siempre gracias por la lectura.
Saludos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código Captcha * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.


Mi Ping en TotalPing.com Paperblog Publisuites Calcular Page Rank Spam